A mi no me ha adoctrinado nadie! Voy a decir todo lo que pienso, porque el gobierno español no tardará en prohibirlo

A mi no me ha adoctrinado nadie! Voy a decir todo lo que pienso ahora que todavía me puedo “expresar” por este medio, porque por lo que se ve el gobierno español no tardará en prohibirlo, y advierto, al que no le guste simplemente que no lo lea, porque nadie me va a quitar el derecho de poner en mi muro lo que me de la gana. Me implico, sí, pero no por nacionalismo, sino porque estoy asqueada de todo lo que me ha tocado ver en el tiempo que llevo aquí. Probablemente mucha de mi familia y amigos desconoce el problema entre Cataluña y España, yo también lo desconocía antes de venir aquí hace casi 11 años. No sabía que aquí se hablaba otro idioma, el catalán, no sabía que los catalanes habían sufrido la dictadura del gobierno español que les prohibía hablar en catalán por la calle y los perseguía, los encarcelaba y hasta los mataba por sus ideologías.
Hoy en día, después de 40 años, parece haber revivido la dictadura camuflada de democracia, cómo no, si el partido que gobierna España fue fundado por un franquista y está plagado de ellos.
El Referéndum en Cataluña ya no es una cuestión de independencia, es una cuestión de hacer respetar nuestros derechos fundamentales, los mismos que el gobierno de España viola a su gusto y conveniencia, nos quieren quitar nuestro derecho de expresarnos libremente en las urnas, lo quieren vender como un delito, un hecho antidemocrático y para eso se valen de los mecanismos más ruines.
Estoy harta que digan que los catalanes obligan a la gente que viene de fuera a hablar en catalán, a mi jamás me han obligado a hablarlo! Lo he aprendido porque a mi me ha dado la gana.
Estoy harta que digan que adoctrinan a los niños en los colegios, mi hija lleva 6 años en uno y en ningún momento le han intentado ni siquiera insinuar ningún tipo de adoctrinamiento y no conozco a nadie que me pueda dar prueba de ello. Lo que por el contrario sí veo por el lado de España, en donde hacen desfilar a los niños vestidos de soldados con banderitas españolas y los llevan a ver el arte de masacrar toros.
Estoy harta que digan que la televisión catalana adoctrina a la gente y está en contra de los españoles cuando jamás he visto debates más parejos con invitados de todas las agrupaciones políticas, son más bien las televisiones españolas TVE, Tele5, Antena 3, La Sexta, etc las que están vendidas al gobierno, totalmente manipuladas, mienten y engañan descaradamente, los conductores de programas están totalmente parcializados y el 90% de sus tertulianos son lacayos de Rajoy y lamentablemente esas son las noticias que venden al extranjero, suerte que hoy existen otros medios para informarse.
Estoy harta que la gente se razgue las vestiduras porque se están gastando el dinero de “sus impuestos” para celebrar un referéndum que pide una gran parte de catalanes democráticamente y les importe un pito que Rajoy haya traído 3 barcos gastando 300 000 euros al día para abastecer a los más de 4000 policías (y los que están por llegar) que han venido para impedir que la gente vaya a votar.
Estoy harta que los gobernantes de España y los contrarios al proceso quieran hacer creer a la gente que los catalanes son sediciosos cuando yo misma he sido testigo todos estos años del crecimiento de las manifestaciones reivindicativas absolutamente PACÍFICAS y sí, yo como mucha gente he llevado a mi hija no porque nadie me haya inflado la cabeza, sino porque quiero para ella un país libre de la mafia que gobierna España.
Estoy harta de que el argumento de los contrarios al proceso sea la corrupción de Pujol y no tengan ojos para ver las millonarias tramas de corrupción del gobierno español que hasta la fecha de hoy siguen impunes, claro, si los jueces y fiscales están de su lado.
Estoy harta de que el catalán sea menospreciado y ridiculizado porque lo habla una minoría y por eso no es digno de aprender y debería ser extinguido.
Estoy harta que el gobierno más corrupto de Europa me gobierne de la manera más abusiva y dictatorial disfrazada de democracia, una democracia que está violando correspondencia, registrando empresas privadas y a su personal sin orden judicial, realizando detenciones a inocentes a quienes interceptan al mejor estilo de una serie policial, esposados, secuestrados en sus oficinas por horas y haciéndolos dormir en el calabozo como si fueran los peores delincuentes. Un gobierno que se llama democrático que está cerrando páginas web, que no deja manifestarse libremente a la gente en las calles, que amenaza a empleados públicos y privados que quieran participar en el referéndum y la lista es infinita, y ahora se llenan la boca diciendo que quieren dialogar, cuando nunca quisieron hacerlo, cuando el gobierno catalán les tocó la puerta mil veces y jamás le abrieron, cuando el Tribunal Constitucional recortó el Estatuto catalán sin respeto alguno por la gente que lo votó y lo aprobó…
Me van a decir que no tengo motivos para querer que mi hija crezca en un país libre de esta gentuza? Es evidente que España y Cataluña son diferentes, es evidente que sus gobernantes y seguidores, azuzados por sus líderes, odian a Cataluña porque si la quisieran no le harían el daño que le están haciendo.
Por eso, por mi dignidad y la de mi familia, quiero y voy a votar, y votaré SÍ!

Constanza Escamilla

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.