La carta de un Catalán a sus hermanos españoles

El Franquismo arraigó muy fuerte en este país durante 40 años. Tanto que Franco juntaba a millones de personas en la calle proclamando himnos fascistas, y juntó millones de personas más cuando murió, que hacían colas de horas y horas, solo para verle, ahí, en el valle de los caídos, el monumento más grande de este país, y dedicado a un dictador. Y ahí sigue en pie.
De la noche a la mañana llegó la democracia y el franquismo estuvo mal visto, y de repente toda esa sociología a la que pertenecía este país, DESAPARECIÓ.
Si lo piensas, resulta que España es el único país del mundo que no tiene un solo ciudadano militante de la extrema derecha, no hay ningún partido fascista con representación parlamentaria. Aquí somos todos de centro. Igual es esta la gran MENTIRA.
Se hizo una constitución tutelada por el ejército y los ministros del anterior gobierno, aprobada y firmada por los miembros del franquismo. Nada similar a pasado JAMÁS en ningún otro país del mundo.
¿Será casualidad que el único país donde el fascismo gobernó durante 40 años, es el único que no tiene un partido de extrema derecha? O quizás si lo hay, y no se llama así. Igual se llama “de centro”.
Igual son estos los auténticos anti sistema. Los mismos que señalan con el dedo y tachan a otros de antisistema por las acampadas del 15M o a los que se juntan en las plazas para protestar.
Igual son los anti demócratas los mismos que acusan de anti demócratas a los que quieren poner urnas en colegios electorales tachándolo de ilegal. (Votar NUNCA puede ser anti democrático ni ilegal, pues la misma esencia del voto contradice esta afirmación).
Igual son los mismos corruptos con más de 1.000 imputados los que acusan a otros partidos políticos de serlo hasta el punto de inventarse pruebas falsas.
Igual los mismos que piden cumplir la ley son los que a través de títeres judiciales, citan a más de 700 alcaldes a declarar como investigados por algo que aún no había sucedido.
Igual son los mismos mafiosos, que con 11 misteriosas muertes de implicados en casos de corrupción en su partido, días antes de declarar y delatar a sus cómplices, acusan ahora de mafiosos a los políticos que hacen valer la democracia por encima de las constituciones aprobadas bajo la sombra del fascismo.
Esto no va de independencia. No hay que ser independentista para saber que este atajo de muertos vivientes y sus mentiras y corrupciones mafiosas revientan el estado democrático y el estado de bienestar a cambio de buenos acuerdos a beneficio personal. Igual por eso terminan ocupando altos cargos muy bien pagados en las empresas que han privatizado bajo su mandato.
Despierta hermano español, antes de que terminen de desmontar la sanidad, la educación, etc. Porque lo que pasa hoy en Cataluña, mañana te lo harán a ti.
Es el futuro de tus hijos lo que te estas jugando.

Gabriel Català

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.