Nunca he tenido mayor problema con mi “españolidad”, soy un catalán español, en cambio sí que hay otros españoles que tienen problemas con mi modo de ser español

Nunca he tenido mayor problema con mi “españolidad”, soy un catalán español, en cambio sí que hay otros españoles que tienen problemas con mi modo de ser español, les resulta sospechoso o poco español.
España en principio era una manera de llamar a un accidente geográfico, en ese sentido tan español es un lusitano, como un andaluz, un vasco o un catalán.
Primero se intentó que todos esos pueblos pasarán a ser Castellanos, se nos impuso esa lengua, que ahora llaman común y se nos impusieron las leyes de Castilla. Cuando un territorio no pudo ser asimilado, sencillamente se le expulsó, de repente Portugal dejó de ser España, empieza aquí una apropiación del topónimo por parte de unos pocos.
El siglo pasado se consolida una idea de España como nación muy poco respetuosa con los pueblos que la habitan, incluido el castellano. Esa España se siente además heredera del imperio español, que añoran y que además sienten que se les minusvalora, entramos aquí en un victimismo del abusón que se queja de su leyenda negra y que dándole la vuelta a cualquier racionalidad empieza a hablar desde hace poco de imperiofobia, es absolutamente ridículo que personas preparadas compren semejante aberración llena de soberbia victimista por la que los que en algún momento los que se han visto sometidos a golpe de espada y cruz, además hayan de sentirse agradecidos.
Es eso lo que quieren celebrar hoy, es esa hispanidad imperialista, intolerante y sometedora, esa hispanidad que lloran desde el 98, aparentemente hipercrítica y que en realidad esconde una inflación de amor propio (algunos dirán de ego) que les sale por los poros en soberbia, desfachatez, himnos banderas, reyes, desfiles militares, madres patrias y no se cuantas estupideces más.
Si en eso consiste ser español, no lo soy, como tampoco sufro ningún trastorno de imperiofobia, me niego a que este sea el marco en el que nos podamos pensar, si esa es la legitimidad que le quieren dar a eso que llaman España, conmigo que no cuenten.
12 de Octubre nada que celebrar
12 de octubre mucho a recordar

Daniel Alarcón Zwirnmann

1 thought on “Nunca he tenido mayor problema con mi “españolidad”, soy un catalán español, en cambio sí que hay otros españoles que tienen problemas con mi modo de ser español”

  1. aigualit
    Comoquremos que nos aprecien los naturales delcentro i sur de america si fueron robados i masacrados basta el limite ,recordemos la carta de frai bartolome de las casas al rey castel!ano.figura en cualquier libro de historia ya que fue el origen de los siglos de oro de los colonizadores

    Joant

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.