Un excomissari condemna el silenci de la UE i veu “inacceptable” empresonar polítics i alerta que …

L’excomissari de Comerç de la Unió Europea i exministre d’Exteriors belga, Karel De Gucht, ha afirmat en una entrevista a l’ACN que “empresonar polítics electes catalans és inacceptable” i ha criticat el silenci de la Comissió Europea sobre la situació a Catalunya:

“És un tema molt complicat, però em sembla que la Comissió Europea, i potser també el Consell Europeu, haurien de deixar clar que no és pas normal posar polítics a la presó.”

Segons De Gucht, fer-ho posa en qüestió que l’Estat espanyol sigui una “democràcia que funciona amb normalitat”.

En una entrevista amb l’emissora belga Ràdio 1, De Gutch ha dit que les democràcies han de dictar “penes proporcionals” i que per una qüestió política com la independència, demanar 30 anys “no és ni democràtic ni d’acord amb els drets humans”.

L’exministre d’Exteriors belga critica que és “massa fàcil” parlar d’un “afer intern” i alerta que estan en joc els “drets humans”

1 thought on “Un excomissari condemna el silenci de la UE i veu “inacceptable” empresonar polítics i alerta que …”

  1. Es un personaje importante y que hace un gran bien al independentismo.
    Noticia pubicada: Bruselas 8 NOV 2013 – 21:15 CET
    El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht. Ampliar foto
    El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht. EFE

    Faltan pocos meses para el final de la Comisión Europea que encabeza José Manuel Barroso y un nuevo incendio amenaza con convertir el final de su mandato en un calvario. Ya no se trata de las acusaciones de hacer poco para impulsar el crecimiento ni de ser demasiado complaciente con los deseos que llegan de Berlín. Tampoco de un escándalo que afecte al comisario de un pequeño país como John Dalli, el maltés que el año pasado se vio obligado a dimitir por un oscuro caso de tráfico de influencias. El agujero en el barco procede ahora de uno de los pesos pesados de la Comisión: el belga Karel de Gucht, responsable de Comercio. La Hacienda de su país considera que ha evadido impuestos, por lo que le reclama una multa de 900.000 euros.

    El afectado se reunió ayer, después de que dos periódicos belgas publicaran que el fisco le ha llevado a los tribunales, con el presidente Barroso para explicarle que no tiene nada que ocultar y que ha actuado en todo momento de forma correcta. A tenor de los hechos, el portugués creyó su versión.

    La rueda de prensa de la Comisión fue ayer un campo de minas. Más de una docena de preguntas sobre el escándalo chocaban contra las explicaciones de la portavoz comunitaria, que repetía una y otra vez que las actividades por las que Bélgica ha denunciado al comisario son anteriores a su puesto actual y no tienen nada que ver con su trabajo en la Comisión. “Hay que respetar la presunción de inocencia”, insistía. Pero esa presunción de inocencia no se respetó en el caso de Dalli, el comisario de Salud al que Barroso dejó caer sin tantos miramientos. De Gucht, por el contrario, no solo es el responsable de una cartera importante, sino que es uno de los miembros del equipo de Barroso con peso político específico.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.