Press "Enter" to skip to content

Aquesta és la carta que Junqueras envia a Rajoy des de la presó d’Estremera “Sr. Rajoy, nos apalearon el 1 de Octubre”

Oriol Junqueras, des de la presó d’Estremera, s’ha dirigit al president espanyol Mariano Rajoy en una carta en què denuncia l’ús de la violència per part de l’Estat i li estén la mà al diàleg.

La carta l’ha llegida al Congrés el diputat republicà Joan Tardà, durant la sessió de control al president espanyol i el seu govern. El candidat d’ERC el 21D ha emplaçat Rajoy a acceptar els resultats del 21D, respectar-los i “implementar-los de mutu acord. Sense cops de porra aquesta vegada.”

“És imprescindible resoldre les diferències a través del diàleg, amb respecte i reconeixement mutu. Almenys així ho hem cregut sempre els demòcrates. Entenc que vostè també. Aquí rau un valor de convivència universal que no em sembla menor. Perquè al final es tracta de viure i de conviure, de progrés econòmic i social, i quan algú recorre a la violència per imposar les seves tesis, colpeja les bases de la convivència i la prosperitat”.

En la missiva també li ha preguntat on són els condemnats del PP per corrupció, perquè, diu, a la presó no en veu cap:

“En el lloc on em trobo estic rodejat de gent que ha comès delictes de tot tipus. Però, sap? No hi ha ni un sol intern que tingui res a veure amb la indústria de la corrupció d’alguns partits polítics. I pregunto, permeti’m, on són els centenars d’imputats o condemnats del PP per corrupció? En quina presó estan? Per aquí no en veig cap.”

El líder d’ERC ha aprofitat per demanar al president espanyol que iniciï accions contra els actes violents “exercits impunement per l’extrema dreta aquests dies als carrers de Catalunya”. En la carta, Junqueras acaba desitjant a Rajoy “un Bon Nadal en companyia dels seus”.

Un cop llegida la carta, Tardà, des del faristol, s’ha mostrat orgullós del “vicepresident, del president del meu partit, del meu company i amic, Oriol Junqueras”.

Carta de Oriol Junqueras :

“Sr. Rajoy, nos apalearon el 1 de Octubre. Encarcelaron a los líderes de las
entidades que organizaron las manifestaciones más multitudinarias y pacíficas de
la Historia contemporánea europea. Encarcelaron y confinaron. Aplicaron el
artículo 155. Secuestraron nuestra autonomía. Y hasta lo han aprovechado para
expoliar bienes culturales en Lleida con nocturnidad y alevosía, pese a la
existencia de un recurso judicial aún por resolver.
Sr. Rajoy, convendrá usted conmigo que las porras, la cárcel y la represión no es
la mejor manera de tratar a la gente. No es la mejor manera de tratar a un pueblo
que se manifiesta o que defiende sus ideas democráticas pacíficamente. Y
tampoco es la mejor manera de solucionar nada, a base de golpes y represión,
por mucho que ud, siempre lo justifique en nombre de la ley. Imponer la ley a
golpe de porra parece su receta preferida para con los ciudadanos. Como aquel
viejo dicho, la letra con sangre entra.
En el lugar donde me encuentro, estoy rodeado de gente que ha cometido delitos
de todo tipo. Pero ¿sabe usted?, no hay un sólo interno que tenga nada que ver
con la industria de la corrupción de algunos partidos políticos. Y pregunto,
permítame, ¿dónde están los centenares de imputados o condenados del PP por
corrupción? ¿En qué cárcel están? Por aquí, no veo a ninguno.
Sr. Rajoy, el 21 de Diciembre volveremos a votar. Le emplazo a aceptar el
resultado, a respetarlo, a implementarlo de mutuo acuerdo. Sin porrazos, esta
vez. Sea cuál sea el resultado, le reclamo que abandone la senda de la
judicialización de un conflicto político, que abandone la vía de la represión e inicie
el camino de la política.
En cualquier caso, sepa Ud. que las diferencias, por muy grandes que sean, deben
resolverse dialogando y jamás deben dirimirse con violencia. Por cierto, le pido
que emprenda acciones contra los actos violentos ejercidos impunemente por la
extrema derecha estos días en las calles de Catalunya.
En definitiva, es imprescindible resolver las diferencias a través del diálogo, con
respeto y reconocimiento mutuo. Por lo menos así lo hemos creído siempre los
demócratas. Entiendo que Ud. también. Ahí radica un valor de convivencia
universal que no me parece menor. Porque al final se trata de vivir y convivir, de
progreso económico y social, y cuando alguien recurre a la violencia para imponer
sus tesis, golpea las bases de la convivencia y la prosperidad.
Le deseo una Feliz Navidad en compañía de los suyos.”
Atentamente,

Oriol Junqueras. Prisión de Estremera . Diciembre de 2017

Comentaris

Be First to Comment

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.