Press "Enter" to skip to content

Respetar el ganador en las elecciones ha de suponer un nuevo choque de trenes?

Volvemos una y otra vez al punto de salida como en una partida eterna de Monopoly, donde el “Vaya a la Cárcel” es la única casilla que dominan nuestros queridos vecinos…
Por muchas trampas que hagan, los dados los tenemos nosotros, y el pueblo de Catalunya gana una y otra vez y edificará casas y hoteles, ya que esta vez no regalaremos las calles, que ya hemos aprendido después de 3 siglos de partida que sus trueques son embustes y sus proposiciones solo nos llevarán a tener las 4 estaciones o apeaderos con las que no se puede edificar ni prosperar y donde yacen sus decrépitas locomotoras con las que quieren chocar.
Se acabó, nos vamos y nos quedamos las calles: “Els carrers serán sempre nostres”
No han podido con nuestros puertos y sus barcos cargados de croquetas..
No han ni olido donde guardábamos 9.000 urnas..
No han conseguido, a palos, doblegar a nuestras ancianas ataviadas “de diumenge”..
No han podido silenciar nuestros medios decentes..
No han dejado ni un cartel, ni un lazo amarillo en nuestras paredes..
No han logrado hundir nuestra economía..
Y finalmente, no han podido con nosotros ni a base de decretos indecentes ni amenazas, y 2.090.000 voces les decimos: ¿Y ahora qué?
Ahora, viendo que pierden aun haciendo trampas, como un niño malcriado cogen el tablero, y lanzando todas fichas por los aires dicen… Que no vale, que hay que volver a empezar.
¿Sabéis qué? Jugad solos, no será fácil pero nos levantamos de la mesa…
Con trampas ganas una partida, pero te condenas a no poder volver a jugar.

Lluis Carrasco

x Close

Segueix